Observación de aves

Brasil es un destino incomparable para los amantes de las aves, ya sean aficionados o profesionales.

América del Sur es el continente de las aves con un número de especies residentes de aproximadamente 2.645. Si se consideran los visitantes, este total se elevará a 2.920, lo que corresponde a un tercio de las aves vivas del planeta.

Brasil tiene 1.590 especies (censo de 1981) que comprenden 86 familias y 23 órdenes. Esto significa el 55,3% de las aves que viven en América del Sur, lo que hace de Brasil un destino incomparable para los amantes de las aves, ya sean aficionados o profesionales.

Entre las aves más extrañas del mundo se encuentran los urutaus, Nyctibius, que se encuentran en todo Brasil, así como desde Costa Rica hasta Bolivia, Argentina y Uruguay.
Este pájaro nocturno, para no perjudicar su camuflaje durante el dia, ha desarrollado un sistema de ver sin abrir los ojos («ojo mágico»).

El recorrido se realiza en el Parque Nacional Iguazú, del lado argentino, en zonas más aisladas, lejos del turismo de masas.
Está guiado por un especialista en la observación de aves (en inglés y español), incluyendo el transporte y las guías.
Comienza temprano en la mañana y termina tarde en la mañana.
Existe la posibilidad de organizar salidas al final del día y de la noche, así como en otros ambientes fuera del Parque Nacional.