Leandro Vandré Heineck

Guía de turismo

Guía de turismo

Nacido y criado en un pequeño pueblo llamado Santa Helena, mi familia y yo nos mudamos a Foz do Iguaçu en 1993 en busca de nuevas oportunidades. Aquí conocí a mi esposa Erna, tenemos dos hijas, Catharina y Madeline.

Trabajando como guía de turismo en Foz do Iguaçu desde 2005, la ciudad es también el lugar donde comencé mi carrera profesional. Trabajé en la industria hotelera y como técnico en el Departamento de Turismo del Ayuntamiento, donde me dedico a actividades relacionadas con la planificación y gestión del turismo en la ciudad, profesión que ejerzo desde 2001 y que cambio/acomodo con mi trabajo como Guía de Turismo. Fui profesor en cursos de licenciatura en turismo y en la formación y calificación de guías de turismo.

Hablo portugués, inglés y español. En 2005 me gradué como Guía de Turismo. Me gradué en Turismo (1997) y en Derecho (2013) en la Universidad Estatal de Paraná Occidental – UNIOESTE. En 2002, recibí el diploma de Especialista en Ecoturismo del Centro de Estudios Empresariales y Desarrollo Tecnológico – CEDEMPT, con énfasis en los aspectos ambientales, geográficos, históricos y culturales de la región del Parque Nacional de Iguazú. En el 2017, completé un curso de Gestión de Proyectos y otros cursos de Desarrollo Territorial Integrado, ambos en el Parque Tecnológico Itaipú – PTI. Desde 2011, soy Consejero del Consejo Consultivo del Parque Nacional de Iguazú (CONPARNI), representando a la ciudad de Foz do Iguaçu.

Mi hobby es el deporte y, por supuesto, el fútbol. Soy naturalmente una persona curiosa, a la que le gustan los libros que contienen largas historias, particularmente la literatura fantástica. Como fan de la cultura pop, mentiría si dijera que no estoy loco por el rock n roll, las películas, los espectáculos y los personajes de los cómics. Pero no creas que no aprecio la buena música instrumental. Soy particularmente fan de la música gaucha que, con sus ritmos, melodías y poesía, es tan peculiar para el hombre del campo de Brasil. Esto, después de todo, representa mis raíces más profundas, que reflejan la cultura de mis padres.

Además, sobre mi trabajo como guía de turismo, más que una fuente de ingresos, representa la oportunidad de conocer a diferentes personas, para las que me esfuerzo por contribuir a una experiencia única y memorable, que, por cierto, las impresionantes Cataratas del Iguazú hacen mucho más fácil.