Esteros del Iberá

Una región salvaje, permanentemente inundada, con fácil avistamiento de fauna silvestre.

Los Esteros del Iberá son una región salvaje, formada por un área permanentemente inundada, de unos 30 centímetros de profundidad.

El río Paraná cambió su curso hace millones de años y es en el antiguo cauce de este río donde se encuentra el Iberá, actualmente formado por una gran llanura inundada con suelo arenoso donde se pueden ver decenas de especies animales que han elegido este fabuloso lugar para su hábitat.

El clima varía de lluvioso a muy lluvioso porque el agua que cubre la llanura no proviene de manantiales o ríos sino directamente de las nubes – la lluvia.

Los animales que se pueden ver allí son básicamente los que encontramos en el Pantanal: el caimán de corona amarilla, el carpincho, el ciervo, el mono aullador y docenas de especies de aves como loros, pericos, cigüeñas, garzas, halcones y otros.

Los Esteros del Iberá están situados en Argentina, provincia de Corrientes, a unos 400 km al sur de las Cataratas del Iguazú y a 200 km de la ciudad de Posadas. En el centro del Iberá se encuentra la Reserva Natural del Iberá, donde se encuentra el pequeño pueblo de Carlos Pellegrini, con acceso por camino de tierra (120 km), base de algunos hoteles y hosterías y punto de partida de los tours.

  • Paseos por el bosque de galería para la observación de la fauna y la flora.
  • Visita al Centro de Interpretación de la Reserva Provincial del Ibera.
  • Excursión en barco para observar la abundante fauna de la región.
  • Cabalgatas.
  • Noche de salida para observar caimanes y otros animales.
  • Todas las excursiones duran aproximadamente de 2 a 3 horas.