Mbyá Guarani indigenous community, Tekoa Yasy Porá

An exceptional visit to the Mbyá Guarani indigenous community, Tekoa Yasy Porá.

A visit to the Mbyá Guarani indigenous community, Tekoa Yasy Porá, offers the opportunity for a more intimate contact with Guarani culture, a dive into this dimension of the Guarani world, with information on history, ways of living and surviving, handicrafts, religious and other traditions.

Visit to the trail of approximately 500 meters where several miniature traps are installed to demonstrate how the hunt was carried out.

Presentation of the choir of children who sing songs of religious tradition.

The visit ends in the village courtyard where the handicraft that the community produces and sells for its subsistence is displayed.

Length of the on-site visit: approximately 1h30

Tourist guide: a tour guide specialized in the subject will accompany visitors throughout the tour, giving information before, during and after the visit. A Community Guide will welcome visitors and accompany them throughout the tour.

– The visit is held daily from 9am to 6pm, except on Saturdays and Sundays.

– This community is located on the Argentinean side, near the city of Puerto Iguazú, on the road to Iguazú Falls, so it is recommended to combine it with a visit to the Falls on the Argentinean side.

– Visitors in wheelchairs: restricted access, the floor is grounded.

Contribution: by making this visit, each visitor will be contributing to the economic resources and assistance projects to this community.

TOURS THAT CAN BE COMBINED:

Mbyá Guarani – A little history
Origins

The Mbyá Guarani ethnic group is a sub-group of the Guarani group, of the large Tupi Guarani family, which in turn belongs to the Tupi Trunk.
Two other sub-groups of the Tupi Guarani family are the Kaiowá and the Ñandéva.
Originally the Tupi Guarani occupied a very extensive territory that went from Mexico to the River Plate.
As the number of inhabitants grew, groups became separated and new groups and subgroups with their own characteristics and customs were formed.
Around 1500, when the Europeans arrived, the Guarani occupied a continental territory that took the entire basin of the Paraná River almost to its mouth (River Plate).
Hunters, gatherers, but also farmers, formed villages for a time where they cultivated portions of land until the soil was exhausted and hunting was rare. Then, to give time to the soil and nature to regenerate, they would leave that region and settle in another where they would form their village and plantations again. And so on, returning, however, to the previously “abandoned” lands.
Contact:
When the Jesuits arrived in South America, there was a split between the Guarani: those who wanted to accompany the priests and live in the Missions and those who decided to stay in the forest and be faithful to their culture. The shamans, religious leaders of the villages, warned of the danger of the extinction of the race because those who went with the Jesuit priests would end up extinct and the race would only be preserved through those who continued to live in the forest.
And the story tells us that’s exactly what happened. Most of the Indians left over from the missions (1767), ended up mixing with the urban populations of the 18th century (Asunción, Posadas and others). A few returned to the forest and joined those who had remained there, thus bringing some customs that they had acquired from the Jesuits.
Extermination:
From the 16th century until recently, the indigenous people of this region have been systematically exterminated by Western civilization. In the beginning, the bandeirantes, looking for slaves to sell in the Brazilian markets, captured thousands, most of whom died during the capture or during the trip.
One of the last systematic exterminations of indigenous people that has been reported occurred in 1978 with the Aché-Guayaki ethnic group being hunted in the forest with firearms, as if they were animals.
Current events:
Of the survivors, the Mbyá Guarani stand out, an extremely religious people and, of all, the most conservative, avoiding contact with the white man as much as possible, therefore, always trying to take refuge in the forest.
Of the 4 Mbyá Guarani communities that inhabit the Iguassu region, the Yriapú village was the last to accept tourist visits, being considered the most averse to these contacts. The decision to accept visits is economic. With the loss of their forests, from where they made their living, it is now essential to acquire objects of white culture for their basic needs, which can only be achieved with money.
To organise the tourist visit to the village, there was a concern to strike a balance between bringing the necessary benefit to the village and having the least possible impact on the community.
Therefore, the visit is restricted to the Visitors Center located at the entrance, the trail in the woods and the handicraft site. Visits to community houses, schools, prayer houses, cemeteries, etc. are not allowed, nor is contact with those who do not wish to do so.
The objective of this visit, however, beyond the economic and assistance aspect in relation to the community, is to bring more light to Western civilization about indigenous culture, more information and knowledge about a culture so different in its way of being and thinking, of course, but also so rich in human solidarity and respect for nature, elements lost by Western culture.
“Only what is known is loved”.

Monologo de un Chaman

Introducción (por Marcelo Warnes):

Donde el riesgo y el peligro siempre están latentes. Lograr la armonía con el entorno es fundamental. El riesgo presente momento a momento es fortalecedor. Como en una ceremonia de iniciación la naturaleza nos pone a prueba palmo a palmo. Él poder recorrer esta tierra es un privilegio, pero la meta es presentarlos a los verdaderos hijos de la selva.

En la mañana más fría y con el rocío aun cayendo, nosotros tenemos que salir para encontrar que darles de comer a nuestros descendientes es por eso que hacemos cualquier cosa con tal de mantenernos, aun de noche andamos detrás de una presa o pescando para poner aunque sea una mojarra en las manos de nuestros niños y así mantener nuestros cuerpos, fue por eso que nos puso nuestro padre ARAKUA A  para que sepamos ser AVA (hombres) y podamos mantenernos y mantener a nuestros descendientes.

Cualquier trabajo que haya, cualquier cosa que haya que hacer de acuerdo con nuestras costumbres tenemos que hacerlos, aunque sea para sobrevivir.

Recién al ser fuertes, al ser hombres, tienen que conocernos. Tenemos que conocer, tenemos que escuchar, tenemos que ver, de no ser así, de no ser posible, de no ser fuerte los hombres, nuestros sentimientos y nuestros conocimientos si lo son y si nuestros cuerpos nacen sanos, si nuestros cuerpos crecen bien con la ayuda de ustedes realmente seremos realmente hombres.

Por las tardes, bendecidos nuestros cuerpos, esa flor perfecta que vino a este mundo, a este lugar, también escuchamos y hacemos oír el TEKOHA (lugar de vivir, aldea) al otro mundo a través de mi padre ARAKUA A, nos mantenemos así vivos sobreviviendo y así aguantamos  aunque no haya mas solidaridad ni compasión  nosotros aún nos solidarizamos y nos compadecemos.

Aunque el bosque no esté más, aun así encontraremos que comer. Ese alimento que antes era tan fácil de conseguir para preparar sopa, para freír, para asar, ya no hay más, ya no encontramos más.

Estamos mal y tenemos tristezas. Queremos preguntar por qué? nuestros cuerpos ya  están mal. Queremos preguntar por qué? Nosotros queremos preguntar y preguntarnos, será que encontraremos algo para mojar, algo para hacer sopa, será que encontraremos algo para asar, a través de las palabras y a través de los mensajes mi padre ARAKUA A me escuchará. Desde este mundo le habla un alma solitaria, el dejó en el mundo un seguidor suyo, en esta tierra LA TIERRA SIN MAL, el sitio del cuerpo sin mal, que quedó en este mundo. Un heredero que quedó con ese conocimiento, como cuidador de este sitio, si escuchamos todos, si todos escuchamos entonces oiremos a nuestro padre ARAKUA A. No estamos haciéndolo bien, no estamos haciendo lo que debemos hacer, aunque seamos muchos los enfermos, aun después de las peleas y problemas el que fue bendecido seguirá recibiendo la protección de esa bendición, eso es lo que nos refresca eso es lo que nos da, nos hace ser realmente hombres, esto nos ayuda a rezar, esto es lo que nos ayuda a mantener nuestros cuerpos, a mantenerlos a pesar de las enfermedades, ahora que llego gente de otro lugar, que nos llegaron los extranjeros, también nos llega lo que nosotros llamamos las cosa de afuera.

Para mí son cosas extrañas, no son cosas que yo entienda lo que ellos hacen, nos traen remedios liados con papeles que ya están tomando por ahí y que ya dan de tomar por ahí. Eso no es mío eso no es nuestro, pero también quiero tomar porque veo que hace bien y también quiero tomar, a veces ya no me gustan más mis propias medicinas eso les digo de mi verdadero yo eso les digo ya nadie tiene compasión yo les digo.

A ese mundo que está lejos de nosotros a ese mundo extraño, para que ello oigan, solo soy un espectro, una figura, un pequeño retazo de un pueblo que fue grande, lo que me enseño mi padre, lo que me enseño mi abuelo yo les estoy contando a ustedes, ya nadie quiere saber eso, ya nadie quiere escuchar eso, ya nadie vive en el sendero de lo verdadero, ahora les cuento lo que me decía el que tenia la palabra, lo que me decía ARAKUA A les estoy contando.

Para que habrá sido así, aunque mi cuerpo ya no de mas  aun le puedo contar a quien tenga oreja, a quien quiera oír, aunque ya no este tan fuerte me volveré a fortalecer, si alguna tarde me levanto por este sendero el hombre del resplandor ya lo sabe, yo ya lo conozco a él porque será el Padre Grande envió al hombre luminoso su mensajero.

Cuando yo digo estos rezos frente a todos nosotros en la tierra sin mal, en las costas del agua grande volveré a internarme en el monte para hacer pasar esta tristeza, para hacer pasar esta tristeza que hay en mi, me mojare la cara en el agua.

Después de todo esto, después de que estuvimos todos juntos parados, hablando y rezando me voy a quedar solo otra vez en el monte.

Material etnográfico aportado por Miguel Chase-Sardi

Texto palabra Don Noceda

Son muchas las naciones que están sobre la tierra, cada una tiene costumbres diferentes en su forma de vivir, nosotros hemos elegido esta humilde y pequeña manera de vivir que es muy simple. Porque no nos dejan vivir de la manera que queremos? Por qué tienen que interferir en nuestras vidas y hacernos hacer, lo que nosotros no queremos hacer?

Queremos que les expliquen a los blancos, queremos que les hagan entender que nosotros hemos elegido vivir como pobres.

Nosotros vivimos en armonía, en la naturaleza, con la selva, en ella nuestra padre grande nos da todo lo necesario para comer y curarnos y también nos ha enseñado a convivir con ello, a  no destruirlo para que los árboles y los animales que nos dan el  sustento no se enojen, para que puedan seguir reproduciéndose y nos ofrezcan los alimentos y medicinas que nosotros con respecto tomamos, y agradecemos.

Pero llegaron Uds. los blancos, que son demasiados vivos, demasiado inteligentes, demasiado orgullosos de las cosas que saben hacer, pero no se dan cuenta que el hombre, que todos los hombres, indígenas o blancos somos ignorantes, somos tontos si no hacemos lo que quiere que se haga el que sostiene el mundo.

Y llegaron Uds. y nos embromaron a nosotros, todavía nos es difícil comprender porque, nos es difícil comprender la forma de vida de los blancos, por eso a los pocos blancos que nos escuchan y son nuestros amigos les pedimos que tengan paciencia, que comprender que nuestra misión en este tiempo es orar, tenemos que rezar por el bienestar del mundo, anteriormente cuando los blancos no habían llegado a nuestra tierra, también teníamos enemigos, estábamos en lucha por la posesión de la tierra y había batalla pero comprendíamos lo que estábamos haciendo, comprendíamos lo que estaba sucediendo en esa época de guerra, hoy no estamos en guerra, no peleamos contra ustedes como antes, pero no comprendemos lo que sucede, estamos confundidos, no vemos un camino, no hay futuro y por sobre todo no podemos entender  porque Uds.  que hacen cosa maravillosas  que dicen ser tan inteligentes, no pueden darse cuenta que el destruirnos a nosotros se están destruyendo a si mismos.

A nosotros nos gustaría seguir viviendo con nuestras antiguas costumbres, pero ya vivimos lo que ustedes llaman civilización y aquello va a ser muy difícil, es difícil volver a hacer como era antes porque los antiguos ya se acabaron y para nosotros los jóvenes nos es difícil porque es un problema muy fuerte la civilización que nos oprime, nuestro viejo sistema se está acabando, está la escuela, el colegio, el servicio militar que a todos nos llevan a servir a lo que ustedes llaman patria, los que van al cuartel vienen y cuentan todo lo que vieron fuera y enseñan a los demás con la palabra y el ejemplo cosas muy malas para nosotros, nuestros hijos que eran tan buenos y respetuosos se vuelven maleducados, roban, asesinan, ya no les gusta mas el KA AVY que es una bebida ritual fermentada, prefieren tomar caña, la caña enloquece y los vuelven agresivos como los blancos, nos es difícil conocer nuestro antiguo sistema, ya vinieron los sabios que podían enseñarnos, hoy estamos condenados a morir y con nosotros también morirán ustedes.

Nuestro padre grande nos creó para resguardo de la selva, la miel y todos los animales que están en ella, para vivir en armonía con ellos, estamos para preservar el bosque, para que no sea destruido, los antiguos ya murieron, nosotros somos hombres del bosque no nos enseñaron a leer y a escribir porque no necesitamos poner nuestra palabra en un papel, nuestra palabra sirve por si sola, porque es nuestra alma, los blancos que no saben de esto necesitan poner sus palabras en un papel para que se les crea, esto significa que su propia palabra no tiene valor por si sola, porque tienen un alma que no procede de nuestro gran padre, nosotros no necesitamos llamarnos por nuestros nombres porque nuestro nombre es sagrado, no debe pronunciarse así nomás, pero como los blancos nos quieren llamar de alguna forma dejamos que nos pongan sus nombres cristianos, esos nombres no tienen ningún valor, tan poco valor tienen que los blancos necesitan un documento para que demuestre la veracidad de su nombre que de cualquier manera es tan falso como falsa es su alma.

Nuestra sabiduría esta en comprender el ciclo de la renovación de las plantas, nuestra sabiduría esta en saber que nos ofrece una planta para alimentarnos, para curarnos o para sacarnos un hechizo, nuestra sabiduría en el reconocimiento que tenemos del idioma de los pájaros, y el idioma de los animales que nos cuentan cosas que ocurren a nuestro alrededor, las que ocurren muy lejos donde no llega nuestra vista ni percibe nuestro oído, fuimos destinados a conocer la ley del bosque, el día que se acabe la raza guaraní se acabara todo nuestra misión es mantener al mundo vivo.

Nosotros no necesitamos dinero, hoy no podemos comer los animales que ÑANDE RU GUAZU nos dió porque el blanco nos taló el bosque, nos sacó nuestro medio de subsistencia, los animales huyeron se fueron a otras regiones donde tal vez existan los bosques, los blancos se creen muy orgullosos, muy inteligentes pero ahora deben volver a nosotros para recibir el peor de los castigos, un castigo de ÑANDE RU GUAZU, por haber destruido la naturaleza, vienen las sequías, los cataclismos, las tormentas.

Nos vestíamos con plumas en la selva, la selva nos daba alimentos, nos curaba nuestras enfermedades, los blancos son tan tontos que llegaron a convencerse de la fuerza de su inteligencia sin darse cuenta de que el hombre en esencia es ignorante, y cambiaron todas las condiciones creyéndose como dioses, ahora ya no saben que hacer, al talar la selva dejo de llover, en poner en latas los alimentos que nos daban nuestro bosques, vuelcan veneno en nuestros ríos y también en nuestro arroyos, los peces mueren y ya no podemos pescar en los pocos arroyos que aun quedan con agua.

Es que ÑANDE RU GUAZU les envió un castigo por su orgullo para que aprendan de nosotros, los que ellos creen que somos ignorantes, y escuchar una lección de humildad desgraciadamente el castigo nos alcanza a todos también, porque estábamos en la selva y ellos nos la quitaron.

Don Noceda vive no Paraguai, em uma Comunidade Mbyá Guarani,
próximo à Cordilheira de Mbaracayu

We have chosen not to translate this text into English in order to avoid misinterpretations, as it has already been translated from Guarani into Spanish.